Nadie es perfecto

con-faldas-y-a-lo-loco

Y ese es el mejor final de la historia del cine. Billy Wilder bloqueado por que no sabía como acabar la película y en un momento de genialidad sin precedentes puso en la boca de Jack Lemmon una de las frases míticas del cine.

Tony Curtis y Jack Lemmon huyen de los gansters que pretenden acabar con los únicos testigos de sus fechorias. Son músicos, pero su única escapatoria está en una banda de chicas. Marilyn Monroe toca el ukelele y la comedia está servida.

Sólo una recomendación si aún existe un triste mortal que no haya disfrutado de ella (y digo triste porque no haber visto “Con faldas y a lo loco” es triste). No pierdan un minuto, y disfrutenla más en V.O.

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s