12 años de esclavitud: historia americana

Y más de dos horas de sufrimiento.

12 años de esclavitud
12 años de esclavitud

Como ya he comentado en mi “repaso” a los Oscar, fui a ver “12 años de esclavitud” cuando ya le habían dado los Oscar. Ya había oído hablar de lo que era capaz Lupita. A mis oídos había llegado la dureza de la película, su crueldad, así que fui a verla con el estómago preparado. La vida era así en los EE.UU del XIX.

Un gran contraste Norte-Sur que significaba que quien podía pasear libremente por Nueva York, era menos que un animal en Atlanta. Contraste entre religión y bondad, gente que escudándose en la biblia cometía verdaderas atrocidades.

La película, si todavía queda alguien que no la ha visto, es dura, y en cierto punto es fría. Algo del McQueen de “Shame” está escondido aquí, y a pesar de las penurias, de la crueldad, de expresarse en primera persona, hay algo que deja frio todo, y puede que sea ese final contado deprisa y corriendo, como queriendo acabar la película ya.

Lo más grande de la película es Lupita. Y Fassbender, pero sobre todo Lupita. Carga más con el peso de la película que el propio protagonista.

Para los que quieran “disfrutar” de un mal trago, porque al cine no se va siempre a ser feliz.

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s