Aloha: Hawaii no siempre es un lugar feliz

Ya nos lo dijo George Clooney en Los descendientes, en Hawaii no todo es surf y hula.

Aloha
Aloha

Ayer aprovechando el día del espectador me acerqué a los únicos cines en Madrid que proyectan Aloha, los Dreams Palacio de Hielo.

Si un cartel reza, “Del director de “Casi famosos” y “Jerry Maguire”. Protagonizada por Bradley Cooper, Rachel McAdams y Emma Stone” con sus correspondientes nominaciones a los Óscars, cualquier persona pensaría en un estreno a bombo y platillo y un blockbuster. Pero no es el caso. Aloha se ha estrenado de tapadillo en España, sin publicidad, y en tan sólo una sala. ¿Cuál ha sido el motivo?

Cameron Crowe ya no es el que era, su última película Un lugar para soñar, tampoco tuvo una gran aceptación a pesar de contar con Matt Damon y Scarlett Johansson, y nadie quiere recordar que fue el culpable de la adaptación americana de Abre los ojos, Vanilla Sky, pero el tirón de sus protagonistas debería haber sido suficiente para que Aloha tuviera un estreno en condiciones.

Es cierto que la película ha sufrido de críticas pésimas tras su estreno americano. Es cierto que la taquilla fue más que pobre. Pero, ¿es tan mala Aloha?

Bradley Cooper es Brian, un ingeniero aeroespacial caído en desgracia que vuelve a Hawaii de mano de un contratista privado para gestionar un proyecto. Allí se reencontrará con su exnovia Tracy (McAdams) ahora casada y con hijos, y tendrá que lidiar con la “ayudante” que el ejército le ha colocado, Ng (Stone). La historia es bastante previsible, pero a estas alturas de la vida si un guión previsible fuera sinónimo de fracaso pocas películas verían la luz.

 

Personalmente no es que saliera encantada de la sala, aunque sí con una sonrisa en la boca, no me parece la mejor película, pero si entretenida. Los secundarios, Bill Murray, Alec Baldwin y John Krasinsky casi brillan más que los protagonistas que parecen bastante descafeinados y desdibujados, eso sí,  la escena del “diálogo” de Krasinsky y Cooper es memorable. Quizás peca del misticismo que quiere imprimir a las tradiciones hawaianas, eso si, el baile de hula es precioso, y una de las mayores críticas es la elección de Stone como “hawaiana”, aunque ella se encarga de explicar que es sólo un cuarto, no cuela mucho. La verdad es que viéndolo en un país dónde el rey mago negro es pintado es algo que a mí no me ha afectado mucho.

Ninguno de los protagonistas cae bien de primeras, yo querría matar a Emma Stone (es posible que parte de la culpa la tenga que la vi doblada y la voz chillona que le ponen es bastante insoportable), McAdams es bastante pavisosa, y Cooper un petardo, y sin embargo se les acaba cogiendo cariño a todos. Y ahí está el encanto de la película.

Mi veredicto, ni mejor ni peor que muchas otras películas que se estrenan semanalmente. Habrá que buscarle otro motivo a su estreno fantasma.

Un comentario en “Aloha: Hawaii no siempre es un lugar feliz

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s