Deadpool, Star Lord y Blake Lively son nuestros amigos

 

Llevo unos días limpiando mi feed de Instapaper, en el que había guardado bastantes artículos de marketing cinematográfico sobre los éxitos de películas como Deadpool o Infierno Azul.
Y sin quitarle mérito a las campañas, ya que entiendo que forman parte de las mismas, lo que más llamó mi atención fue la implicación de los actores principales en la promoción de las mismas.

Además, en este caso resulta que Ryan Reynolds (Deadpool) y Blake Lively (Infierno azul) son uno de los matrimonios de moda en Hollywood, muy activos en redes sociales, él sobre todo en Twitter, ella en Instagram) con millones de seguidores, y un uso continuo y no sólo dedicado a su faceta como actores.

Y ambos se implicaron tremendamente en la promoción de sus últimas películas, más Ryan Reynolds, y su alter ego de DeadPool quien tomó posesión de su cuenta en más de una ocasión con tuits, o post de instagram tan ocurrentes como los siguientes.

Blake, que es una it-girl en toda regla, y la perfecta vecina de al lado en redes sociales, también publicó en sus perfiles mensajes promocionales de Infierno Azul  (The Shallows), y de su paso por Cannes presentando Café Society.

Otro de los actores que también colabora en esto de promocionar sus películas en sus redes sociales, y a quien se le da muy bien, es Chris Pratt. Con un diario de rodaje de Guardianes de la Galaxia. Vol 2. desde Snapchat e imágenes del rodaje, de las presentaciones y haciéndose eco de los mensajes promocionales de sus otros proyectos como Los 7 magníficos o Jurassic World.

Lo que hay que destacar es que estos actores saben trabajar su marca, no sólo usan sus redes sociales en los momentos en los que tienen que promocionar una película, “vendiendo” su trabajo. Entre promoción y promoción nos muestran parte de sus vidas, sus salidas con amigos o a pescar, sus momentos familiares especiales, sus niños o sus embarazos. Nos dejan formar parte de ella, y por eso, cuando nos cuelan los mensajes promocionales, además de saber hacerlo de forma que no parecen ir encajados en sus feeds con calzador nos los tragamos, porque, al igual que sus despertares, sus actos benéficos o sus clases de yoga, forman parte de sus vidas, y como nos caen bien, y nos sentimos parte de ellas, nos hacen partícipes de ellas, querremos ir a ver su trabajo, porque eso es lo que nos dan las redes sociales, sentirnos parte de la vida de personas con las que de otra manera jamás compartiríamos nada.

Y así es como un actor con una cuidada gestión de sus redes sociales puede ayudar a la promoción de una película.

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s