Desde la primera escena, Tom Ford nos deja claro que no está aquí para agradarnos la vista, más bien para golpearnos, para provocarnos.

Animales Nocturnos nos cuenta la historia de una galerista de arte (Amy Adams) que recibe el borrador de la primera novela de su exmarido (Jake Gyllehaal). Al leerla se da cuenta, que la historia va más allá de una novela negra sobre un brutal ataque nocturno a una familia.

En pantalla se entrecruzan ambas historias, junto con flashbacks en los que Susan recuerda el inicio y el final de la relación son su exmarido. La culpa, la angustia, la debilidad, la resignación, van uniendo tramas y personajes.
A Tom Ford se le nota que es diseñador, se le nota el gusto por lo visual por encima de lo argumentativo, imágenes, preciosistas en ocasiones, desagradables en otras, que pretenden provocar, no con la historia, sino simplemente por lo que ves en la pantalla. Desde luego logra su propósito, y al terminar de verla tienes imágenes, que no escenas, grabadas en tu cabeza, y no siempre las que te gustaría guardar.

Amy Adams en Animales nocturnos
Amy Adams en Animales nocturnos

Las interpretaciones, eso sí, son impresionantes, tanto Amy Adams, como Jake Gyllenhaal, pero también Michael Shannon y Aaron Taylor-Johnson (nominado al Globo de Oro) demuestran que pueden estar por encima de las sobre elaboradas ambientaciones.
La película también está nominada al mejor director y al mejor guión.

Para verla con estómago y en VOSE. No te dejará indiferente.

Un comentario en “Animales nocturnos | Y dónde esconderse de ellos

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s