IT | Hay cosas que dan más miedo que los payasos

IT | Hay cosas que dan más miedo que los payasos

Y eso se encarga de mostrarnos la nueva versión de It, que acaba de llegar a nuestras pantallas.

En la nueva adaptación del conocido libro de Stephen King, de la mano de Andrew Muschietti (Mamá), el famoso payaso Pennywise volverá a poblar nuestras pesadillas.
Si en la miniserie de televisión Tim Curry se encargó de dar vida al personaje, ahora será Bill Skarsgard quien pinte su cara de blanco y saque sus dientes.

It-2-usa-v2

El club de los perdedores está formado por Jaeden Lieberher, Finn Wolfhard (Stranger Things), Sophia Lillis, Jeremy Ray Taylor, Chosen Jacobs, Jack Dylan Grazer y Wyatt Oleff.

La película cuenta el primer capítulo del libro, y ya se habla de la segunda parte y quién interpretará al grupo de adultos.

Lo que hay que destacar de la nueva It, es su, tan de moda ahora, espíritu ochentero. No podemos evitar pensar en películas como Cuenta Conmigo (también basada en una obra de King), Super 8 o la serie Stranger Things, al ver a ese grupeto de perdedores pasar de la infancia a la edad adulta en los que pasa un verano. Ese de 1989, ese en el que It despierta.

pennywise_500

Las referencias musicales y cinéfilas son impresionantes (la banda sonora es un must, incluyendo a los NKOTB), pero lo que realmente funciona es esa mezcla de humor y tensión, que no terror, que imprime a cada escena.
Además la mezcla de humor/miedo, esas carcajadas necesarias para relajar la tensión, y que Shyamalan plasmó en La visita, redondean la película.
La película no para, en todo momento pasa algo, todo lo que nos cuenta Muschietti nos golpea, sin dejarnos escapatoria.

Pero lo que para mí ha sido un acierto, puede convertirse en una dura crítica, si esperas ver en la película los típicos sustos acompañados de subida del volumen, porque It, aunque se vende así, no es la típica película de terror, y es que es muy difícil hacer pasar miedo realmente, y esto es, porque como hemos comentado en el título, hay cosas que dan más miedo que un payaso con dientes. Yo, en las escenas que más sufrí, que más asco me dieron, que más revolvieron mi estómago no salía Pennywise, ni su globo, ni ninguna de sus formas… Ahí lo dejo, pero a veces, como en La niebla (también adaptación de King), los monstruos son más humanos de lo que parecen.

Para disfrutar de ella en VOSE. Recomendada.

Anuncios

Jelly Belly: Descontroladas | Cuando se unen dos reinas de la comedia de distintas épocas

Jelly Belly: Descontroladas | Cuando se unen dos reinas de la comedia de distintas épocas

La comedia “gamberra” femenina se ha puesto de moda. Las mujeres reivindican un humor zafio, visual muy de películas de tíos estilo “Resacón” y empiezan a reproducirse comedias protagonizadas por mujeres que repiten este esquema, aunque añadiéndole una pizca de esa comedia tan de moda en los 80 que era la de “torpes”.

descontroladas

En este caso “Descontroladas” nos cuenta la historia de una joven a la que su novio ha plantado justo antes de unas vacaciones a Sudamérica, y de las que, por azares del destino, acaba yendo con su madre. La nueva reina de la comedia americana, Amy Schumer, y la reina de la comedia de los 80, Goldie Hawn, se unen para un canto de sirena de la comedia de aventuras, secuestros, escapadas…

Joan Cusak, aun sin tener una sola línea y las fotos de joven de Goldie Hawn son lo mejor de la película.

Goldie_Hawn
Entretenida, algunos gags funcionan mejor que otros, para una tarde fresquita en una sala de cine, sin muchas pretensiones.

 

Atómica | Removida y agitada

Atómica |  Removida y agitada

Hace unos meses, al calor de los rumores de que Daniel Craig no repetiría como Bond (cosa que finalmente no sucederá), se especuló con la posibilidad de que el siguiente Bond fuera mujer. Las alarmas saltaron, y hubo detractores y defensores de la idea, aunque finalmente no será necesario hacer una Bond mujer, porque ya existe. Ella es Atómica, es Charlize Theron.

En “Atómica”, Theron interpreta a una agente del MI6, Lorraine Broughton, curtida en misiones durante la guerra fría que es enviada a Berlín justo en los albores de la caída del muro. En este mundo de espías le acompañan James McAvoy, John Goodman y Sofia Boutella entre otros.

atomica

 

La película como hemos dicho transcurre en los días previos a la caída del muro y la estética ochentera se traslada desde la ambientación, a la banda sonora (muy, muy, muy recomendable), y hasta a los títulos iniciales.

La actriz, que también produce la película, y que ya está curtida en esto de las películas de acción con sus incursiones en “Fast & Furious” y su Imperiator Furiosa de “Mad Max” se preparó hasta con 8 instructores, y con Keanu Reeves, para las escenas de acción, y eso se nota. Charlize Theron pega leches como panes, reparte a diestro y siniestro cumpliendo con uno de los tópicos del género, las peleas cuerpo a cuerpo. Pero no esperéis ver un Misión Imposible o ni siquiera un Bond, puede que se acerque más al primer Bourne al proponernos a una agente que es muy bueno en su trabajo, pero que no es un superhéroe, nada de andar agarrado a aviones que despegan o cosas por el estilo, tiene un punto de vista, dentro del género de acción mucho más realista.

Recomendable, ahora que parece que está de moda el empoderamiento de las mujeres en el cine, y sobre todo en VOSE, podrías perder matices en el doblaje…

 

Transformers: El último caballero | Pero, ¿el último de verdad?

Transformers: El último caballero |  Pero, ¿el último de verdad?

Si creíais que con el subtítulo los responsables de Transformers nos querían decir algo como que (por fín) se acababa la saga, os recuerdo que la anterior se titulaba “La era de la extinción” y obviamente no fue así…

Aparte de un spin-off de Bumblebee en producción este verano ha llegado a nuestras pantallas la quinta entrega de la saga Transformers, que oye, uno puede pensar, ¿cuánto puede dar de sí una saga basada en muñecos?  Pues bastante parece ser…

Shia Lebouf dejó paso a Mark Walhberg a partir de la anterior entrega, y ahora se les ha unido Sir Antonhy Hopkins. En “El último caballeroMichael Bay recurre a la leyenda de El Rey Arturo para darle un aire más “histórico” y caballeresco a la saga, entroncando con la orden de los Witwiki.

transformers_caballero

Ni Anthony Hopkins ni el contrapunto cómico de John Turturro funcionan aquí, ni el personaje de inglesita estirada en contrapunto al americano bruto, pareja perfecta de los topicazos del cine.

A ver, no es que sea tan mala, es que es prácticamente la misma película una y otra vez, y claro cansa. Para una tarde palomitera veraniega pasable, y poco más. Al igual que la saga de “Piratas del Caribe”, a partir de la tercera cae en picado, intentando repetir éxito replicando lo anterior pero con más explosiones y/o Transformers más grandes, pero sin añadir ninguna innovación que llame la atención de espectador.

Para fans de la saga, y aun así con peros.

Dunkerque: La guerra es un mundo frío

Dunkerque: La guerra es un mundo frío

Y así nos lo muestra Nolan, en una atmósfera húmeda y asfixiante, con una línea temporal rota, con planos opresivos a pesar de la inmensidad del cielo y del mar, un mundo frío, frío y cruel donde la esperanza es tan pequeña como el agujero de una bala.

El director de Memento (#yoconfieso que no la he visto), la trilogía del Caballero Oscuro, Origen o Interstellar se mete de lleno en el género bélico llevando a la pantalla la operación Dínamo, que supuso el rescate de más de 300.000 soldados aliados de la costa de Dunkerque que vivían en un asedio constante tras las líneas enemigas que iban tomando Francia a su paso. Fue un victoria en la derrota, ya que este rescate, a pesar de la derrota, supuso un impulso para las fuerzas aliadas.

dunkerque

Con una serie de jóvenes promesas rodeados de secundarios de lujo, Tom Hardy, quien ya trabajó con Nolan en “El Caballero Oscuro, la leyenda renace”, Mark Rylance, el oscarizado espía de “El puente de los espías” y, Kenneth Brannang, Nolan “sólo” tiene que preocuparse por meternos en la historia. Y lo consigue físicamente con el asombroso montaje y los espectaculares efectos de sonido, así como la banda sonora de Hans Zimmer, que como ya he dicho te hace sentir el frío y la desesperación, la esperanza y el coraje, el miedo y la fe.

Y digo físicamente, porque emocionalmente a mí me costó conectar con la película, no sabría decir porqué, quizás estaba tan ensimismada en el despliegue visual y sonoro que no fue hasta prácticamente el final de la película que no conseguí empatizar con sus protagonistas y meterme completamente en la historia.

Pero esa última parte mereció completamente la pena, borrando las dudas que hubieran podido surgirme durante la primera media hora de película.

Muy recomendada, e imprescindible verla en cine. En esta ocasión no pude disfrutar de la VOS, pero la escasez de diálogo lo hizo menos “doloroso”, menos el doblaje de Tom Hardy, cada vez que hablaba el pobre me sangraban los oídos.