Por 13 razones | Razones para verla

Por 13 razones | Razones para verla

Básicamente hay una, y es que es necesaria. 

Puede que este post ya llegue un poco tarde, la locura de “Por 13 razones” fue a principios de verano. Cuando triunfó en Netflix, cuando salieron cientos de artículos a su favor, y sobre todo en su contra. Se le acuso de romantizar el suicidio, de que podía incitar a él. Pero creo que el tema no escel suicidio, es el bullying, es el cómo nos enfrentamos a los problemas, es la falta ee comunicación en la era en la que más nos comunicamos.


No hago ningún spoiler si os cuento que la serie va sobre los motivos que llevan a la adolescente Hannah Baker a suicidarse. Y al principio puede parecer que no los hay, que Hannah exagera, que es una peliculera como en cierto momento comentan sus compañeros. Si, es la chica nueva, pero no parece tener dificultad en hacer amigos o ligar, va a fiestas, y en casa, su familia es la standar, sus padres pasan por rachas, pero quieren y cuidan a Hannah. Entonces ¿cuáles son sus razones? 

Recuerdo mis años de instituto. Nunca fui popular, más bien era rarita, alguna vez se metieron conmigo, pero no lo recuerdo como una mala época. Doy gracias de haber tenido una infancia y una adolescencia alejadas de internet, que no existieran ni redes sociales ni smartphones, que todo eso llegase después, cuando mi cabeza ya estaba mejor amueblada. 

Cuando comencé a ver la serie no comprendía a Hannah, mi yo actual, tan pragmática pensaba, no es para tanto, es una drama queen, parecía que hacía suyos problemas de otros, tiene afán de protagonismo… Y eso, y la escalada de hechos que se van sucediendo, es lo que le da motivos a Hannah.

Que no escuchamos, que no sabemos leer entre lineas, que a veces, para “los mayores” es difícil ponernos en la piel de un adolescente. Que seguimos creyendo que mienten más que hablan, o que exageran, y puede que en ocasiones lo hagan, pero es ahí donde hay que leer entre líneas. 

Igual que de adultos muchos nos olvidamos del niño que fuimos y pretendemos que se comporten como adultos, también olvidamos el adolescente que fuimos, y como siempre era nosotros contra el mundo.


Las razones para ver “Por trece razones” es la necesidad de dejar de invisibilizar, ya nomel bullying, que sí ha tenido más visibilidad, si no la incapacidad de comunicación, de escucha de empatía, que se le supone a una sociedad tan interconectada.

“Por trece razones” es una serie dura, con escenas duras, que trata un tema incómodo, y que en su segunda temporada no parece que nos vaya a dar una tregua. Y esas son las razones para verla. Porque cuando ocurren desgracias de ese tipo seguimos preguntándonos los motivos… y a veces los tenemos al alcance de la mano, sólo hay que darle al play.

Anuncios

Noche de Emmylias (aunque no Clarke)

Noche de Emmylias (aunque no Clarke)

Anoche se entregaron los Emmys, y las ganadoras fueron las series “Big Little Lies” y “The Handsmaid tail”. Poco puedo decir de estas series salvo que no las he visto, si, #yoconfieso así que a la lista de pendientes que van.

madmengif

Aparte de las grandes olvidadas en las nominaciones, series como “The Leftovers” , “Narcos”, o “The Walking Dead” las grandes perdedoras fueron “Westworld”, “Stranger Things” y “Feud”, que con 22, 18 y 10 nominaciones cada una, se han ido a casa de vacío.

Lo que es evidente es que este año las series ganadoras tienen un marcado sabor femenino.

biglittlelies

La mini-serie “Big Little Lies” está protagonizada por mujeres, Nicole Kidman (Emmy a mejor actriz de mini-serie), Reese Witherspoon, y Shailene Wood, además de Laura Dern (Emmy a mejor actriz secundaria en una mini-serie). Además se ha llevado el Emmy al mejor actor secundario para Alexander Skarsgard, al mejor director, al mejor casting y a la mejor mini-serie. Ahí es nada.

handmaids-tale

En cuanto a “The Handmaids Tale”, que ya está preparando su segunda temporada, consiguió el Emmy a la mejor directora de una serie dramática para Reed Morano, algo que sólo otra mujer había conseguido. 22 años antes, Mimi Leder, fue la primera directora en ganar el galardón por un capítulo de “Urgencias”. Además significó el Emmy a la mejor actriz para Elisabeth Moss, que nunca lo había conseguido por “Mad Men“, a pesar de haber estado nominada en seis ocasiones, cinco de ellas de manera consecutiva. La serie además se llevó el Emmy a la mejor actriz de reparto para un drama para Ann Dowd, a la mejor actriz invitada en drama para Alexis Bledel, el mejor guion de drama para Bruce Miller, mejor diseño de producción, mejor fotografía y finalmente, mejor serie dramática.

veep

¿Y en cuanto a comedia? Julia Dreyfuss hizo historia recogiendo su sexto Emmy consecutivo a mejor actriz de comedia por “Veep“, que también se llevó el de mejor serie cómica. Como veréis en las categorías cómicas las mujeres también marcan el camino.

Muchos os preguntaréis, ¿y qué ha pasado con “Juego de Tronos“? Pues que los Emmys premian las series estrenadas antes de junio, y la joya de la corona de HBO se estrenó en julio… habrá que esperar a los Emmy de 2018.

Y sí, me ha salido un post muy femenino, o feminista, o lo que sea, pero ya iba siendo hora de que como dijo Jessica Chastain en Cannes se vean más historias de mujeres, escritas y dirigidas por mujeres.

 

Lo que la Comic-Con nos dejó…

Lo que la Comic-Con nos dejó…

Pues básicamente, los dientes largos…

Cada año por estas fechas San Diego se convierte en la capital del frikismo mundial, en su Comic Con se presentan las películas y series más esperadas, los protagonistas de estas superproducciones asisten a los paneles, los fans preparan sus mejores cosplays, y el mundo del cine y la TV centra toda su atención en lo que allí ocurre.

El ruido que genera en las redes sociales todo lo que allí sucede sirve a las productoras y distribuidoras como guía, y por eso es estudiado en profundidad. Como nos cuentan desde Way To Blue, la ganadora este año ha sido Wonder Woman en cuanto a cine y TWD en cuanto a series.

Infografia Comic Con
Buzz Social en la Comic Con 2016 via Way to Blue

Podéis leer el artículo completo de Daniel Heale.

Por mi parte poco os puedo contar que no hayáis escuchado ya de la Comic Con 2016, pero intentaremos hacer un resumen.

Lo que nos ha sorprendido: Rihanna será Marion Crane en Bates Motel, Brie Larsson ha sido elegida finalmente para interpretar a la nueva Capitana Marvel (lo que ha generado el mayor buzz social de la Comic Con) y la confirmación de que secuela de The Woods es la secuela de The Blair Witch Project.

 

Lo que hemos visto:

En cuanto a películas

Justice League – 16 noviembre 2017

Wonder Woman – 1 junio 2017

Kong: Skull Island – 10 marzo 2017

 

Fantastic Beast and where to find them – 16 noviembre 2016

King Arthur – 2017

Thor: Raganok – 2017

En cuanto a series

The Walking Dead

The Flash

Prison Break

Legion (sigue la historia del hijo de Charles Xavier, de los X-Men)

Vikings

Y como nos hemos quedado con los dientes largos dejamos para el final lo que llegará antes, este mismo viernes ya podremos disfrutar en cines de Escuadrón Suicida, y este es el tráiler final que se presentó en la pasada Comic Con

Nos vemos en los cines.

Y llegó Emmy con su nominación debajo del brazo

Y llegó Emmy con su nominación debajo del brazo

Ayer se anunciaron los nominados a los premios Emmy de este año, 2016, y como cada año, y cada vez más, levantan ampollas, críticas, amor y odio.

La producción de series ha crecido de forma exponencial en los últimos años al abrigo del VOD, de Netflix y otros servicios por el estilo. Cada vez hay más series y es más complicado ya no sólo seguirlas, sino estar al día de lo que se estrena y de lo que no.

Tanta variedad se traduce en unas nominaciones que no satisfacen a nadie. Hay grandes series olvidadas como American Horror Story, Orange is the new black o The good wife, y otras, como The Americans, que hasta ahora habían sido ninguneadas y entran con fuerza.

He de reconocer que me suenan/sigo más la categoría de drama que la de comedia, por ejemplo Veep, que es la serie cómica más nominada no me suena, o Silicon Valley ligeramente, en cambio a Juego de Tronos, con sus 23 nominaciones, la más nominada, ¿quién no la conoce?

Juego de Tronos
¿Más premios? Más vino

Como comentábamos las series se han convertido en el nuevo filón del entrenenimiento (no sabemos cuándo explotará esta burbuja) y las cadenas y las plataformas de VOD se pelean por tener los mejores productos. En este sentido HBO es la cadena que acapara más nominaciones (teniendo en cuenta que es la que produce Juego de Tronos, normal por otra parte).

Esto de los Emmys es un lío no hay que confundir American Crime con American Crime Story (¡vaya originalidad poniendo títulos!) y en cuanto a las categorías, están las series normales, las miniseries, las películas para televisión con sus correspondientes nominados a actores y actrices, principales y secundarios, de drama o comedia en cada una de las categorías, con lo que se da la casualidad de actores nominados hasta a cuatro premios, como Amy Schumer.

El caso es que yo ayer terminé de ver la segunda temporada de 24, sí, así de vintage somos en casa, justo antes de terminamos la primera de The Wire… no me da la vida para tanta serie.

24 jack bauer
¿Demasiadas series?

El Ministerio del Tiempo, su universo transmedia y la guillotina de la audiencia

El Ministerio del Tiempo, su universo transmedia y la guillotina de la audiencia

El pasado 27 de abril, (lo sé, voy tarde como el conejo de Alicia) Innovación audiovisual celebró su noveno foro, y aunque no pude estar “de cuerpo presente”, gracias al streaming de Fundación Telefónica pude disfrutar del evento.

El tema elegido no podía llamar más mi atención, el universo transmedia de la serie “El Ministerio del Tiempo” del que ya había aprendido en el blog de Innovación Audiovisual. Yo me declaro ministérica y francamente interesada en todo lo que es el transmedia storytelling, así que la cita era de obligada asistencia, aunque fuera virtual.

Como comenté por twitter, lo primero que debo admitir es que desde ahora me declaro fan de Javier Olivares. Como diría mi madre este hombre sí que sabe dejar las cosas claras y el chocolate espeso.

En cuanto a lo que saqué en claro del evento se puede resumir en 3 puntos:

  1. Sin una buena ficción por detrás no se puede construir un buen transmedia, Olivares dixit.
  2. Tenemos que dejar de medir el éxito de una serie por su audiencia.
  3. El tamaño presupuesto importa. Lo que se gastan en un capítulo de GOT es lo mismo que en una temporada completa de El Ministerio del Tiempo.

Por supuesto mucho otros temas salieron a la luz, la TV social, la segunda pantalla, el VOD, los nuevos formatos… vamos toda una lección que podéis disfrutar de nuevo (y tomad notas).

Pero volvamos al punto 2… y la temida audiencia.

Audiencia Ministerio del tiempo
¿Cuál es nuestra audiencia?

En la charla se habló de los bajos índices de audiencia del programa, pero es que, en mi humilde opinión, los audímetros son cosa del pasado. Para empezar, por favor, que se pronuncie quien conozca a alguien que tenga un audímetro en casa, y para continuar, yo, que me declaro fan de la serie, semana si, semana no me toca seguir el capítulo a través de RTVE a la carta. Y no soy la única.

Cuando hablaba de dejar de medir el éxito de una serie sólo por su audiencia no me refería sólo a medir también la audiencia social, que también, sino de medir la audiencia en diferido, ya que, en el mundo en el que vivimos la premisa, sobre todo para el público objetivo de “El Ministerio del Tiempo”, es el yo decido cuándo, dónde y cómo consumo mis programas favoritos, y desgraciadamente para la TV tradicional, cada vez es menos en ese foro.

Sinceramente espero que “El Ministerio del Tiempo” renueve por una tercera temporada, y que dejemos de someter a baremos tan tradicionales como los audímetros series tan innovadoras como esta.

Por cierto, para terminar os dejo la dulce revancha de Olivares y sus guionistas a los malintencionados comentarios sobre la audiencia de la serie…

El Ministerio del Tiempo
El Ministerio del Tiempo