Jelly Belly: Verónica | Posesiones patrias

Jelly Belly: Verónica | Posesiones patrias

Creo firmemente que si “Verónica” hubiera venido con sello USA hubiera recaudado mucho más de lo que consiguió.
Y eso que lo del terror no se nos da mal, y menos a quien firma Verónica, Paco Plaza, responsable junto a Balagueró de la saga REC (suya es la tercera, genial, y completamente incomprendida).

Pero vayamos a la que nos ocupa, “Verónica” se estrenó el pasado septiembre y acumula nominaciones a los premios Feroz, seis incluidos película, director, guion y actriz, y a los Goya, siete en total incluyendo de nuevo actriz, película, director y guion.

Basada, parcialmente, en hechos reales, “Verónica” en realidad es la historia de Estefanía, una joven madrileña y su familia que vivieron una serie de fenómenos paranormales en 1991. Destaca porque es el único hecho de este estilo que cuenta con un informe policial oficial que lo reafirma.

veronica

Paco Plaza ha adaptado esta historia que fue noticia en la España de principios de los noventa creando una película de terror sobresaliente, que navega por las directrices del género como hemos visto mil veces (sesión de ouija, monjas aterradoras, hermanos en peligro, madre ausente, incluso el eclipse…), pero que además nos cuenta otra historia, fuera de espíritus y ouijas, la de una adolescente de un barrio obrero que tiene que cuidar de sus hermanos mientras ve como las chicas de su edad se lo pasan bien y van a fiestas. La de la hermandad de esos cuatro, unidos ante un padre muerto y una madre siempre trabajando y demasiado cansada para hacerles caso.

Y no sabemos que da más miedo si la vida o la muerte.

En el reparto, actrices noveles como Sandra Escacena llevando el peso de la película, muy bien acompañadas con pesos pesados como Ana Torrent o Leticia Dolera.

A destacar la BSO, con Héroes del Silencio por bandera, y esas píldoras nostálgicas como las estrellas que se retroiluminaban (en casa de mi madre aún se conservan las mías, y han sobrevivido hasta a repintados de techo), y las revistas de ocultismo, predecesoras de Iker Jimenez y su nave del misterio, y que tan de moda estuvieron en la época.

En esta ocasión lo de la VOS está de más.

Anuncios

Jelly Belly: The Limehouse Golem | Terror Gótico a medio gas

Jelly Belly: The Limehouse Golem | Terror Gótico a medio gas

Ayer Movistar+ me dio una grata sorpresa al ver en su catálogo (y dentro de mi tarifa) “The Limehouse Golem”, una película de terror gótico que supuestamente había llegado a nuestras pantallas este septiembre (aunque su presentación oficial fue en el Festival de Sitges de 2016).

#Yoconfieso, es oír terror gótico y compro. Películas como “Desde el infierno” o “La cumbre escarlata”, clásicos como “Frankenstein” o “Drácula” están entre mis favoritas. Así que decidí no perder la oportunidad de verla.

Antes que el Destripador de Londres asolara las calles de la ciudad, un asesino igual de sanguinario y cruel aterrorizó a la población. Los crímenes del Golem se suceden y traen de cabeza a la policía local, que coloca a un investigador sin futuro (Bill Nighy) a investigar. El caso se cruza con el juicio por asesinato de Lizzie Cree (Olivia Cooke) acusada de envenenar a su marido. Tratando de salvar a Lizzie de la horca, el inspector Kildare dará con el famoso asesino del Golem.

La ambientación en la época victoriana, el oscuro Londres, con sus prostitutas y sus cabarets, sirven de ambientación para esta película que más que terror gótico es investigación policial. Oscura y decadente, refleja una sociedad que busca el escándalo y el morbo.

La película es entretenida, pero como he comentado no esperéis que os sustos o miedo, más allá al miedo a lo que el ser humano es capaz que pueden hacernos pensar este tipo de películas de asesinos desalmados.

Una película pequeña, que pasó sin pena ni gloria por la cartelera, pero que se merece un visionado, si teneís Movistar+, ya sabéis. Eso sí, el comienzo es un poco raro, dadle unos minutos para centrar la historia antes de pausar el mando.

Ah, y además en vose, así que disfrutadla en su idioma original.

Jelly Belly: Déjame Salir | ¿Terror, comedia o drama?

Jelly Belly: Déjame Salir | ¿Terror, comedia o drama?

Lo reconozco, en su momento quise ir al cine a ver Dejame salir, pero se me pasó, y se quedó en el limbo de las películas pendientes de ver de 2017.

El otro día con las nominaciones a los Globos de Oro se puso de nuevo en mi línea de visión, y me dije que tenía que verla, sobre todo para comprender por qué una película de terror está nominada en la categoría de comedia o musical… ¿wtf?

Bueno, para empezar he de decir, que aunque me gustó, tanto las nominaciones como listas mencionándola como una de las películas del año habían aumentado mi hype por las nubes, y… no llegó a cumplirlo.

Para empezar, no es una película de terror puro, quien vaya a verla así saldrá decepcionado. Es un thriller con algún susto. Y un poco previsible…

dejamesalir

La historia es conocida, pareja interracial (chico negro, chica blanca) van a conocer a los padres de ella. Podríamos estar ante el remake de Adivina quién viene a cenar (que lo tuvo) pero no. Una vez llegados a la casa, el extraño comportamiento de la familia y los empleados (porque son ricos y tienen servicio) pone sobre aviso al chico. Una fiesta aún más extraña celebrada ese fin de semana terminar por arruinarlo todo.

ES cierto que la actuación de Daniel Kaluuya es lo que sostiene la película, y quizás sea merecida esa nominación a mejor actor, pero, ¿comedia o musical? ¿en serio? Sigo sin verlo.
Cuando vi estas nominaciones creí que la película tiraría más por el estilo de La visita de Shyamalan y que por eso se había ganado ese “cambio de género”, pero no es así y no entiendo por qué no se ha nominado en la categoría de drama, porque… ¡menudo drama se montan!

Mi cine de 2017

Dejamos 2017 atrás, ¿lo haremos en un tren, en una nave espacial, en un rápido coche o en un barco pirata, o quizás en uno de guerra?

Da igual, lo importante es que hemos conocido a un puñado de mujeres fuertes, superheroínas, espías, lobistas, primeras damas, matemáticas, tenistas, policías e incluso mujeres “colosales” que aprenden a enfrentarse a sus demonios interiores.

Nos han visitado superhéroes, algunos conocidos, muy conocidos, y otros solitarios que por fin formaban pandilla. También nos hemos despedido de alguno, tristemente. Y a algún antihéroe.

Hemos conocido grandes amores algunos superaron barreras raciales, psicológicas, o aisladoras. Otros no.

Hemos vivido en casas encantadas, en islas no tan desiertas, incluso en otras épocas. Y descubierto los peligros de las nuevas tecnologías, y de los viejos payasos

Hemos viajado más allá de Orión, y luchado con aliens, algunos conocidos, otros no. Otros tienen forma de coches.

Y hemos bailado, reído, llorado y amado con los dos musicales de 2017, uno patrio, y otro americano (el del sí, pero no). Y nos despediremos con más música, la de las Bellas y la de El Gran Showman.

Pronto descubriremos todo lo que nos trae 2018, hasta entonces, ¿queda alguna película de 2017 por tachar de la lista de pendientes? Seguro que sí.

Jelly Belly: Descontroladas | Cuando se unen dos reinas de la comedia de distintas épocas

Jelly Belly: Descontroladas | Cuando se unen dos reinas de la comedia de distintas épocas

La comedia “gamberra” femenina se ha puesto de moda. Las mujeres reivindican un humor zafio, visual muy de películas de tíos estilo “Resacón” y empiezan a reproducirse comedias protagonizadas por mujeres que repiten este esquema, aunque añadiéndole una pizca de esa comedia tan de moda en los 80 que era la de “torpes”.

descontroladas

En este caso “Descontroladas” nos cuenta la historia de una joven a la que su novio ha plantado justo antes de unas vacaciones a Sudamérica, y de las que, por azares del destino, acaba yendo con su madre. La nueva reina de la comedia americana, Amy Schumer, y la reina de la comedia de los 80, Goldie Hawn, se unen para un canto de sirena de la comedia de aventuras, secuestros, escapadas…

Joan Cusak, aun sin tener una sola línea y las fotos de joven de Goldie Hawn son lo mejor de la película.

Goldie_Hawn
Entretenida, algunos gags funcionan mejor que otros, para una tarde fresquita en una sala de cine, sin muchas pretensiones.